Alfombra Étnica AD056 185x155cm

390,00

Alfombra étnica de 185x155cm tejida en lo alto de los Andes con cenefas muy trabajadas con motivos de rombos concéntricos, un estampado característico de la región de Ayacucho. Tiene franjas de distintos tonos: marrones, naranjas, turquesas y rosas. Todas ellas combinadas con dibujo en crudo. Su perímetro tiene un precioso remate hecho en un punto estilo crochet, con puntos equidistantes. El color del perímetro va cambiando, lo suelen hacer con lanas que les sobran. Es una alfombra reversible, por el otro lado sus colores se invierten. Inicialmente puede resultar muy parecida a uno y otro lado (veremos sólo que un lado tiene una intensidad distinta de color que el otro), pero cuando el ojo se acostumbra a verla de una manera, el día que le demos la vuelta parecerá que hemos cambiado la alfombra.

Pedidos fuera de la península e internacionales puede contactar con alfombrasetnicas@gmail.com para averiguar los costes de envío.

International deliveries please contact alfombrasetnicas@gmail.com to figure out shipping charges.

1 disponibles

Categoría:

Descripción

Alfombra étnica de 185x155cm tejida en lo alto de los Andes con cenefas muy trabajadas con motivos de rombos concéntricos, un estampado característico de la región de Ayacucho. Tiene franjas de distintos tonos: marrones, naranjas, turquesas y rosas. Todas ellas combinadas con dibujo en crudo. Su perímetro tiene un precioso remate hecho en un punto estilo crochet, con puntos equidistantes. El color del perímetro va cambiando, lo suelen hacer con lanas que les sobran. Es una alfombra reversible, por el otro lado sus colores se invierten. Inicialmente puede resultar muy parecida a uno y otro lado (veremos sólo que un lado tiene una intensidad distinta de color que el otro), pero cuando el ojo se acostumbra a verla de una manera, el día que le demos la vuelta parecerá que hemos cambiado la alfombra.

Esta alfombra está tejida artesanalmente en el Altiplano Sudamericano. Ha sido tejida en un telar de madera que se ata en un extremo a un palo y en el otro en la cintura del tejedor. Para trenzar la lana a la hora de hacer los dibujos se ha utilizado un hueso de alpaca. Al ser un trabajo tan manual puede presentar pequeñas irregulares y “perfectas imperfecciones”.

Los telares están compuestos 100% por lana de oveja teñida con pigmentos naturales. Su color puede variar y es sensible a la luz directa.

Recomendamos lavar la alfombra en seco.