Blog

Sorteo de 2 cojines étnicos

La web que estáis leyendo ha sido fruto de mucho esfuerzo y horas de trabajo con Dani, que es quien me ha ayudado en esto.  La lanzamos la página web hace una semana y la acogida ha sido excelente, os agradezco mucho vuestras visitas, las más de media hora que varios de vosotros, según Google Analytics, habéis pasado leyendo y viendo nuestros cojines étnicos y alfombras, también vuestros comentarios tan positivos, vuestra minuciosidad para encontrar los fallos que se nos habían colado y, por supuesto, vuestras compras.

SORTEO WEB ALFOMBRAS ETNICAS COJINES ETNICOSComo agradecimiento y también con el objetivo de conseguir mayor difusión de mi trabajo, lanzo este sorteo. El sorteo de dos cojines étnicos, a elegir por el ganador. ¡Podréis ver en la tienda que tenemos maravillas!

Habrá 3 posibilidades de participación;  

  1. Instragram: Para optar al premio deberás compartir tu foto favorita de la galería de Alfombras Étnicas, incluir el hasthtag #sorteowebalfombrasetnicas y mencionar a dos amigos. Además tendrás que ser seguidor de Alfombras Étnicas y tener un perfil público.
  2. Facebook: Deberás compartir una de nuestras publicaciones, inlcuir el hashtag #sorteoalfombrasetnicas y mencionar a dos amigos. Además tendrás que ser seguidor de Alfombras Étnicas y tener un perfil público.
  3. Web: deberás suscribirte a nuestro newsletter.

¡Quien participe de más maneras tendrá más posibilidades de ganar!

Fechas: El concurso se celebrará el día 13 de diciembre y participarán quienes hayan cumplido con los requisitos entre el día 30 de noviembre y 12 de diciembre, día de la Virgen de Guadalupe. Podéis encomendaros a ella, ¡es la patrona de América y os puede ayudar!

Portes: Los portes dentro de la península irán incluidos en el premio. Fuera de ella se hará cargo el ganador del sorteo.

Comunicación del ganador: En las redes sociales se dará en nombre del ganador el día 13 de diciembre y nos pondremos en contacto con él para darle la buena nueva.

No esperes para participar y ganar dos maravillosos cojines étnicos. ¡hazlo en todos los tres canales, Instagram, Facebook y suscribiéndote a la Newsletter de Alfombras Étnicas, y tendrás el triple de posibilidades de que sean tuyos!

Perú, riqueza textil

Compartimos un vídeo muy interesante sobre los textiles del Perú, sus maravillosos colores y su esmerado trabajo. En este vídeo podréis conocer, entre otras cosas, un poco más del proceso de creación de las Alfombras Étnicas, su origen y el gran significado que tiene este trabajo.

La lana de oveja, llama o alpaca, animales que ellos mismos crían, la tiñen artesanalmente con pigmentos naturales. Los colores rojizos son muy habituales porque los extraen de la cochinilla, un insecto muy habitual en las pencas que abundan en lo alto de los Andes del Perú.

Este vídeo muestra también los telares con los que las confeccionan las alfombras peruanas o frazadas, cómo los atan en un extremo  a un palo y en el otro a su cintura y van tejiendo poco a poco las alfombras. Estos telares no son muy anchos porque los brazos no alcanzan más de 80-100cm aproximadamente y porque necesitan ir llevándolos de lado a lado. Tejen en casa pero también en el campo mientras cuidan el rebaño.

Pero la parte que más me gusta del vídeo es en la que con mucha ilusión explican los diseños y  lo  que significan para ellos. Cómo los pequeños detalles y colores son símbolos de identidad de los diferentes pueblos. Las alfombras étnicas o frazadas cuentan historias, les dedican muchas horas de trabajo y los artesanos ponen el alma en ello. Un símbolo o una irregularidad no están ahí por casualidad o por error. ¡Son todas alfombrasetnicas únicas, alfombras con alma!

Termino subrayando cómo me impresiona y cómo admiro lo orgullosos que están los peruanos de su cultura y cómo la gente joven se esfuerza en aprenderla y transmitirla. ¡No es para menos, la artesanía peruana es maravillosa, de ella salen auténticas joyas!

Tintes naturales

Las alfombras étnicas están tejidas con lana teñida con pigmentos naturales, de origen vegetal o animal. Obtener diferentes tonos para teñir la lana es un arte ancestral, una sabiduría que exige conocer a fondo el entorno y eso en una generación no se consigue. Es mérito de una cultura, de una historia transmitida de padres a hijos y enriquecida con el paso de los años.

lana teñidas con pigmentos naturales

La hoja del canelo, del durazno o de la menta, la flor de la hoja del té, la barba de palo (similar al musgo), la corteza del radal, la cáscara de la cebolla morada, la raíz del relbún, los arándanos en fruta, la rama y hoja del Chilco… Todas estas hojas, flores, futas y líquenes y muchas otras que no hemos nombrado son la materia prima para dar color a la lana de oveja, llama o alpaka. Estas vistosas lanas se tejerán y se convertirán en cálidas frazadas, alfombrasetnicas, aguayos, polleras (faldas), ponchos…

La persona experta en extraer los pigmentos de color es la “kelutufe domo”. Es alguien muy próximo a la naturaleza, se encarga de recolectar las especies, muchas veces ayudada por su familia. Éstas se hierven durante una hora o más en agua, en una olla de hierro al fuego, para extraer su color. En esta agua tintada se sumergen las lanas y se añaden mordientes, como vinagre, sal de cocina, piedra alumbre y algunos sulfatos, para fijar el color. La lana ha de hervir durante al menos 15 minutos y si se busca que el color sea más intenso, se dejará más tiempo o incluso se dejará reposar la lana en el agua un día entero.

mujer obteniendo los tintes naturales

Un punto interesante es que se puede intentar sacar un mismo color, pero siendo un proceso tan natural es prácticamente imposible que se repliquen, aunque la persona que lo intente sea un experto.

En cada zona, en función de la variedad vegetal que tenga, predominarán unos tonos. Los colores de Perú y Bolivia están influenciados por la presencia de un parásito que vive en las tunas, un tipo de cactus muy habitual en los climas cálidos. De la cochinilla se extrae el colorante denominado habitualmente “carmín” e internacionalmente “colorante rojo natural número 4”.

tintes naturales cochinilla carmin

El desierto de Atacama

El último viaje que hemos hecho en busca de Alfombras Étnicas ha sido al desierto más árido del mundo: al desierto de Atacama. Está en el norte de Chile, haciendo frontera con Bolivia y a dos horas en avión desde Santiago a Calama más una de coche.

Viajamos en familia en el mes de septiembre y nos quedamos fascinados y también muy impresionados por la aridez y sus paisajes tan extremos.

Viajar con dos niños de tres y cuatro años a este destino es un poco complicado, ya que las temperaturas son drásticas, hay algunas excursiones que no están recomendadas para niños por estar a más de 5000 metros de altura, para ver las distintas zonas de interés hay que pasar tiempo en el coche y fuera del oasis del hotel es un poco duro disfrutar cuando no hay alguna actividad.

Desierto de Atacama niños

Al margen de esto, la experiencia del desierto nos encantó. Alquilamos un todoterreno e hicimos por nuestra cuenta excursiones maravillosas.

El salar de Atacama es una extensa laguna de sal, de aspecto rugoso y muy blanco. Hay varias lagunas, nosotros visitamos la Laguna Céjar, donde nos bañamos y pudimos ver cómo gracias a la sal flotábamos. Para preservar esta laguna está prohibido utilizar protección solar y la radiación es altísima. ¡Mejor no entretenerse demasiado! Además, de bañarnos pudimos ver muchos ratoncitos pequeños, los niños estaban encantados y a mi sigue sin entrarme en la cabeza que sobrevivan en ese entorno.

unnamed-3-1

En la Laguna Chaxa pudimos ver muy de cerca flamencos, ¡algunos volando encima nuestro!, y un paisaje espectacular, ya que el blanco del salar contrastaba con el turquesa de sus aguas y los puntos salmón de los flamencos.

Flamencos en el desierto

El Valle de la Luna es una formación de piedra y arena que está muy cerca del pueblo de San Pedro de Atacama, y tiene las vistas y la luz más impresionantes que nunca he visto. ¡Es como estar en otro planeta! Fuimos por la tarde, para poder disfrutar del atardecer e hicimos dos excursiones.

Entramos a Las Cuevas de Sal, unas cuevas de piedra marrón oscuro con un relieve similar a la chocolatina Flake y mucha profundidad. Para acceder a estas cuevas es obligatorio llevar linterna, nos confiamos con las de los móviles que les prestamos a los niños y… ellos iban volados porque donde nosotros íbamos agachados o en cuclillas ellos corrían, dejándonos a oscuras. Una excursión de mucha adrenalina, que  si hubiéramos sabido lo que era quizás no la hubiéramos hecho ¡Beneficios de la ignorancia!

Cuevas de Sal, Valle de la Muerte

También subimos a las Dunas de arena que están ubicadas en el norte del parque.  ¡Otro desafío con niños, subir una montaña de arena en el desierto no es tan fácil como parece! Una vez arriba el paisaje es como estar en Marte ¡Espectacular!

Dunas de arena Valle de la Luna

Las termas de Puritama están de camino los Géiseres del Tatío (donde por la edad de los niños y sus 4200 metros de altura nos recomendaron no ir), a 3.500 metros sobre el nivel del mar. Están ubicadas en un valle y muy bien preparadas. Hay unas 8 pozas, cuanto más arriba más caliente está el agua.

large

Sergio aprovechó por la noche para escaparse a una excursión organizada a ver las estrellas. Estas excursiones salen del pueblo, llevan al grupo a un lugar apartado con telescopios y un astrónomo les va explicando los astros. ¡Volvió fascinado!

Estrellas de Chile

Esta semana hemos disfrutado de la luna más grande de los últimos setenta años. Creo que es buen momento para hablar del cielo de Chile, el cielo donde mejor se ven las estrellas del mundo.

cielos de chile

¿Sabíais que un tercio de todos los telescopios del mundo están en Chile? El país donde vivo, Chile, se ha posicionado como polo de la astronomía y es que el norte de Chile tiene los cielos que reúnen mejores condiciones para ver los astros y planetas, lugares no contaminados por luz artificial y lejos de fuentes de polvo, los principales enemigos de la astronomía.

Los mejores sitios para ver las estrellas son:

  1. San Pedro de Atacama, en el norte de Chile, cerca de la frontera con Bolivia. Un sito mágico para ver las estrellas ¡En mitad del desierto! En esta zona, concretamente en el valle de Chajnantor se desarrolla el proyecto ALMA, un gigante observatorio con 50 antenas, cada una de 12 m de diámetro. Además de ver este observatorio dede el pueblo de San Pedro de Atacama se realizan excursiones nocturnas, están bastante bien organizadas y disponen de material para observar las estrellas.
  2. La Serena: En la región de Coquimbo, en el Valle de Elqui, a 4 horas en coche al norte de Santiago, se han instalado dos observatorios turísticos. A 25 Km está Cerro Mayu y el  Observatory Serena, propiedad de la astrónoma alemana, Silvia Müllner, con la que se puede practicar astrofotografía. www.observatoryserena.com También en esta zona, pero con un enfoque más profesional encontramos a 2400 metros sobre el nivel del mar el Observatorio de la Silla, gestionado por la ESO (Observatorio Europeo Austral) que cuenta con los medios más avanzados para estudiar el universo.
  3. Vicuña: Este es el polo por excelencia del turismo astronómico y sus autoridades se esfuerzan por que así sea con medidas como la restricción del alumbrado público para bajar la contaminación lumínica y preservar el recurso cielos desde 1995. El principal escenario para la observar las estrellas es el famoso Observatorio Mamalluca,

Desde mi ignorancia astronómica me sorprendió ver que los telescopios están automatizados, ¡Puedes escribir el nombre del astro que te interesa buscar y el telescopio lo localiza y lo enfoca!